Gadi Eisenkot, un miembro clave del gabinete de guerra israelí, acusó al primer ministro, Benjamin Netanyahu, de no decir la verdad sobre los objetivos militares del país en Gaza.

Netanyahu rechazó en público la presión de Estados Unidos en favor de un futuro Estado palestino e insistió en que la ofensiva continuará «hasta la completa victoria».

Pero Eisenkot –cuyo hijo murió combatiendo en Gaza– dijo que quienes abogan por la «derrota absoluta» de Hamás no están «diciendo la verdad».

El general retirado también afirmó que Netanyahu compartía una «clara y evidente responsabilidad» por no haber protegido a su país el 7 de octubre –cuando Hamás mató a unas 1.300 personas y tomó 240 rehenes en su ataque sorpresa contra el sur de Israel– e instó a la celebración de nuevas elecciones al considerar que «no hay confianza» en los actuales dirigentes de Israel.

Las tensiones dentro del gabinete –existen informes de que el primer ministro y el ministro de Defensa, Yoav Gallant, apenas se hablan– se producen mientras aumenta el abismo entre Israel y sus aliados occidentales.

Loading

Related Post